angpperu

LOGO-ANGP-2

¿Y, qué pasa si miento?

que-pasa-si-miento

Hace un tiempo en Lima, vivía un niño que se llamaba Juan

Juan tenía un perrito muy simpático,

Su nombre era Manchas

Juan y Manchas se querían mucho

Un día estaban jugado muy felices al fútbol en el jardín de la casa. Juan narraba como si estuviera en el estadio, “Señoras y señores va a empezar el partido, el perro Manchas tiene la pelota, se la pasa a Juan, Juan a Manchas, Juan da una súper patada y…. y…..”

¡¡¡¡Crush!!!!

Hace un tiempo en Lima, vivía un niño que se llamaba Juan

Oh no! ¡Juan rompió la ventana!

Mamá vino muy molesta y preguntó:

Juan dudo, pero respondió

Siguió mintiendo Juan por el temor al castigo

Pero Mamá confiaba en Juan y decía pero mi hijo no miente

Manchas estaba confundido, él no había roto nada

Manchas está muy triste no puede salir, no entiende qué pasó

Juan se sentía peor pues había mentido diciendo que “Manchas ha sido” para salvarse del castigo

y ahora Juan se sentía peor, muy triste. No solo había mentido había traicionado a su mejor amigo. Su perro Manchas

Un momento este cuento no puede terminar así. El hada mágica con poderes mágicos de la honestidad. Dijo : “Vamos a retroceder en el tiempo y vamos a darle otra oportunidad a Juan”.

El hada mágica retrocedió el tiempo hasta que …..

Juan rompió la ventana. Oh no! ¡Rompió la ventana de la casa!

Mamá vino muy molesta y preguntó ¿Qué ha pasado aquí? ¿Quién ha hecho esto?

Y así fue, Juan trabajo en la tienda de su mamá con mucho esfuerzo ganó el dinero para reparar la ventana y lo logró!

Manchitas y Juan tuvieron más cuidado al jugar con la pelota Juan decía la verdad así tuviera alguna consecuencia que no le gustara y su mamá siguió confiando en él.

Fin

Scroll al inicio
Esta página web usa cookies con el fin de proveer una necesaria funcionalidad al sitio y mejorar su experiencia online.   
Privacidad